Páginas

30 de noviembre de 2010

LLUVIA

Llueve.
Dentro y fuera.
Cae en la calle
como si cayera sobre la vida.
Cae sobre la vida,
como si empapara el alma…
en una derrota continua,
perlándola
con esa indescriptible tristeza
extrema.
Es una lluvia fina…
mansa…
recogida…
Es una lluvia de silencio.
De colores mudos.
De voces devoradas.
Es una lluvia ciega.
Sin esperas.
Sin camino.
Sin lluvia.
Un silencio errante
y las gotas,
las voces,
los pasos de la calle
apagados,
sin luz,
sin rumbo,
turbios,
sin sonido.

1 comentario:

  1. Después de cada tempestad...siempre llega la calma.

    ResponderEliminar